Saltar al contenido

Fernando Colunga no puede resistir el tiempo: lo demuestra una toma del rostro del actor sin nada de arreglos

Fernando Colunga no puede resistir el tiempo: lo demuestra una toma del rostro del actor sin nada de Photoshop

El tiempo es inclemente y si no, que lo diga Fernando Colunga, quien aunque ha recurrido a procedimientos cosméticos no ha podido evitar el paso de los años en su silueta.

El actor de cine y TV fue el ídolo de la audiencia en una época. Hoy busca sobrevivir al envejecimiento de cualquier manera ¿podrá lograrlo?

No es un secreto que los famosos se esmeran por filtrar las imágenes que circulan en redes sociales. Si existe Photoshop, para qué permitir que se cuele una foto que no los favorezca.

Pero eso es algo que muchas veces se les escapa de las manos. Navegando en internet se puede apreciar al artista con cada una de sus arrugas.

¿Qué opinan sus fans sobre el aspecto que muestra actualmente?¿Están satisfechas o recuerdan con nostalgia al caballero de unas décadas atrás?

Es innegable que cada vez que aparece en cualquier lado todavía cultiva muchos elogios y se hace evidente el cariño y admiración de un sinfín de personas. Talento le sobra para seguir en el mundo del espectáculo por unos cuantos años más, dando de qué hablar con los personajes que bien sabe representar.

A pesar de los cambios que ha experimentado físicamente, Fernando Colunga sigue siendo el apuesto hombre con el que infinidad de mujeres sueñan.

La impecable sonrisa sigue intacta además del carisma que por siempre lo ha caracterizado. Así mismo, tiene una trayectoria cargada de proyectos exitosos que lo ubican entre los mejores talentos del país azteca ¿alguien lo discute?

Bonus:

Fernando Colunga Olivares (Ciudad de México, el 3 de marzo de 1966) es un actor mexicano de televisión y cine.

Fernando es hijo del ingeniero Fernando Colunga y Margarita Olivares. De joven, inició estudios de ingeniería civil, tuvo una ferretería, fue concesionario de autos, trabajó como administrativo y de barman, pero siempre tuvo la intención de ser actor. Empezó de actor de cine hasta que en 1988 trabajó como doble de Eduardo Yáñez en la telenovela Dulce desafío, mayormente en escenas de motocicleta. A partir de allí decide continuar en la actuación y se matrícula en el Centro de Educación Artística (CEA) de Televisa en el año 1990. En sus inicios su rostro se hizo popular en muchos hogares gracias a tener un papel en la versión mexicana del conocido programa infantil Plaza Sésamo. Apareció en programas como La telaraña, La hora marcada y Todo de todo.

En sus inicios, tuvo apariciones en telenovelas como Cenizas y diamantes, Madres lo quiero todos y María Mercedes. Carla Estrada le ofreció un papel estelar en la telenovela Más allá del puente con María Sorté en 1993.

Después de esta telenovela, tuvo una participación especial en Marimar en 1994, dando vida a Adrián Rosales; posteriormente partícipó en la película cinematográfica Bésame en la boca con Paulina Rubio.

En 1995; Carla Estrada lo convoca para la telenovela de época Alondra interpretando al teniente Raúl Gutiérrez, en donde hace de pareja con la actriz Veronica Merchant. En el mismo año, Angelli Nesma le otorga su primer papel protagónico al lado de Thalía en la telenovela María la del barrio, dando vida a Luis Fernando de la Vega.

En 1997 protagonizó Esmeralda junto con Leticia Calderón.

Después hizo una incursión en el teatro con Pecado no original donde actuó junto a Chantal Andere; interpretaron a Bill y Jenny, respectivamente, un matrimonio infeliz en proceso de destrucción.

Su siguiente telenovela fue en 1998, La usurpadora como protagonista junto con la actriz venezolana Gabriela Spanic, dando vida a Carlos Daniel Bracho.

Credit: Wikipedia